jueves, 20 de agosto de 2009

Las luces


A ver. Primero, esto no es nostalgia. Lo que muestra desapareció de una forma tan rotunda que es como si nunca hubiera existido. Pertenece a un universo paralelo. Todo lo que queda son representaciones físicas, fotos y souvenirs, que disparan un recuerdo potente que se disuelve rápidamente, como el recuerdo de un sueño. Es que el clima que evocan es completamente inviable. El andamiaje que lo sostiene, el universo que le da sentido, es tan inexistente como el de los sueños. Definitivamente no es nostalgia.

Pero por eso mismo, por ser completamente incompatibles con la realidad, cuando estás bajo su efecto son lo único en lo que podes pensar. Desplazan todo lo demás, y se convierten en la realidad... por el breve lapso que logran mantenerse. Otra vez igual que los sueños. No sé como se llama.

Ahora. Este video me impresionó. Esas fotos... El director del video, Aleksei Terejov, pidió que le mandaran fotos en un programa de radio, y recibió varios miles de las que eligió el puñado que se ve. Y resulta que yo tengo fotos que se parecen demasiado a esas. Estoy yo con una PPSh de juguete colgada, mi hermana con una corona, yo con las orejas de conejo en la fiesta del jardín, la barra de amigos trepados a los juegos... No puedo explicar qué parecidas son, sin mostrarlas (pero no lo voy a hacer, pongo una cualquiera en la que no aparezco). Si hasta tengo esa misma radio, una "Okean 209". La del pibe sin camiseta.


¿Y la canción? Es una canción de Año Nuevo, del grupo "Lyapis Trubetskoi", de Minsk. Y su compositor, Serguey Mijalok, la explica así:

He notado que cuanto más envejece uno, tanto más al ver los adornos de arboles navideños, las guirnaldas, el trajín de antes de las fiestas, en vez de alegría y felicidad se viene como una tristeza. Los ojos se llenan de lágrimas, y el mundo se convierte en lucecitas. Alrededor hay fuegos artificiales, y vos lo que queres es llorar. Pero sos un alegre hombrecito de nieve y tenes que entretener a todos.

8 comentarios:

Julia dijo...

Yo creia que querer llorar tiene que ver con ponerse nostalgico.

Brillante el video. A mi no me recuerda a nada, obvio, pero me encanto igual. Un poco lo que pense cuando vi "Goodbye Lenin".

(Seria capaz de apostar que odias esa pelicula :-)

Fefo esta las proximas 2 semanas en mvd... por si queres verlo. Saludos

xopxe dijo...

Puede ser que la canción sea de nostalgia, y que el video también lo sea, pero para los que están allá. Para mi es arqueología, o tal vez la onírica búsqueda de la desconocida Kadath, je.

La película no la vi. La tengo bajada y todo, pero por lo visto le tengo miedo, o algo.

Gracias por avisar!

Julia dijo...

Es interesante observar la nostalgia ajena, no?

Es tuya la foto del post? Digo, de tu fototeca personal? Es una foto preciosa, creo yo.

Si te animás con Goodbye Lenin, después me interesaría mucho tu opinión. A mí me encantó, pero siempre que la discuto con alguien termino preguntándome si vimos la misma película.

El Maik dijo...

Che, está muy bueno el post.

Cada uno tendrá sus nostalgias y que se yo, ta, vaya uno a saber si al final son transferibles o no. (No dá para seguir acá esa discusión, no?)

Pero bueno, sobre el post, me gustaron mucho pero mucho la canción y el video que evocan ese clima "inviable".

De todos modos me quedé un poco con esto: "Lo que muestra desapareció de una forma tan rotunda que es como si nunca hubiera existido".

Me pareció muy interesante porque lo interpreto de dos maneras: una es que se puede pensar en eso que decís en un sentido general aplicandolo a cualquier tipo de fotografía, película, canción, en fin, de elemento que dispare un recuerdo y evoque un tiempo que ya pasó. Un tiempo que no se puede reproducir, revivir, literalmente. Y que si de repente sentimentalmente no se puede decir que se perdió, desde un punto de vista físico, tangible, sí.
Y está buena la perspectiva de situar ese tiempo, o esas vivencias, en un universo paralelo.
O sea, es como decir, eso está en otro lado, acá no.

Pero, aparte, también a esto le cabe una interpretación particular de estos recuerdos y que hace más contundente el concepto anterior. La CCCP, la URSS, es algo a que desapareció literalmente del mapa, le partió el balero a millones de personas al hacerlo, y dejo casi que hasta un vacío ideológico con ello.
Entonces la impresion que me queda tiene mucho que ver con la sensación de que es un pasado que esta aún más lejos, más distante, que otros tiempos.

Poniendolo de otra manera, yo seguro, recontra seguro que no voy a volver a jugar a la pelota en el jardín de infantes.
Pero mis hijos, si los tengo, casi que con seguridad que si.
Ahora, la URSS, casi con extrema seguridad que no va a volver. Casi tan probable como que no va a refundarse el imperio austro-hungaro.
Entonces, más allá de que no es reproducible cual calco el tiempo en el que yo jugaba a la pelota en el jardín. Hay algo muy pero muy similar en el hecho de que lo haga un futuro hijo mío.
Sin embargo, por otra parte, no vamos a ver por lo menos por muchísimo tiempo, -tal vez nunca- un desfile del ejército rojo en activo por las calles de Moscú. No vamos a ver ni a los cuadros originales organizados por Trotsky, ni a ningún otro. No hay chance.
Entonces para mi es como algo que está más lejos todavía, más situado en un universo paralelo.

Saludos.

xopxe dijo...

Julia, esa foto está sacada en el patio de mi escuela, que quedaba cruzando en diagonal desde mi edificio. Yo no tenía palo de hockey, asi que debo andar por ahi construyendo un fuerte de nieve o algo. O en esquis, que sí tenía.

Maik, tenes razón, yo también me meto en cada una...
Lo que decis es así, va por ese lado, excepto que la política no participa. Mejor dicho, en mi caso participa tal como es percibida por un niño de menos de 10 años, o sea parte de un todo, como parte del paisaje por así decir, y no algo con vida propia. Y también para los rusos la política es sorprendentemente poco importante al valorar esa memoria (como para valorar cualquier cosa, de hecho). Lo que desapareció es la, ehr, forma de vida (que horrible que suena). La vida social, cotidiana, la percepción del mundo. La textura de la vida, en fin.
[acá escribí un párrafo tratando de explicar mejor de qué hablo, pero me enredé. Lo borré]
Y si, definitivamente es algo que no se va a volver experimentar, porque solo tiene sentido en ese momento y en ese sitio. Y por lo visto, ni siquiera se puede explicar. Si miro las fotos del clip en frio, o las mías propias, es muy poco lo que se transmite de la naturaleza de esta unicidad y excepcionalidad. Pero en los comentarios de youtube está lleno de rusos (eslavos, bah) que ponen que el video los hizo llorar.

El Maik dijo...

Fa, un viaje.

Perdón que siga con el tema político de por medio, pero pensar que viviste en la URSS para mi es un viaje. No me había quedado claro hasta que hiciste explicito eso de que en la foto vos no apareces, pero que andarías por ahí armando un fuerte de hielo. Fa loco.

Creo que entiendo lo que querés decir acerca de eso que "desapareció". Como si lo que se hubiese perdido fuera la cotidianeidad. No se, el cantar el himno de la CCCP en la escuela, y las fotos de Lenin en las oficinas públicas (o algo por el estilo). Que se yo, igual aca capaz que me estoy llendo al carajo con el análisis.

En fin, no le doy más vueltas.

Saludos.

Betu dijo...

Quiero descubrir de donde viene la sensación, que me hace creer que entendí la letra antes de leerla.



Saludos, y muy bueno el post.

Olga dijo...

Hey, tienes que ver Goodbye Lenin.
Te prometo que te gustará. Fíjate quien te lo dice eh!