martes, 15 de febrero de 2011

Antes no era así.


"Nueva Canción a la Patria", del grupo RABFAK. Es uno de esos grupos que no venden discos y solo tocan en vivo y regalan los temas por internet. Como los que hay acá, solo que los integrantes son de mediana edad, y tienen su sitio en livejournal. Porque son rusos y los rusos usan livejournal.

El tema (y el clip) tiene dos componentes: el primero son los versos que dicen qué estarían haciendo hoy los héroes de cuentos tradicionales. Algo así como lo que hizo el Cuarteto con el tema de los personajes de dibujos animados, pero, eh, distinto. El clip lo ilustra con segmentos de videos de youtube, del tipo "uyuyuy, mirá que imbécil" y "este país se fue a la mierda".

La otra mitad es el estribillo: "Antes no era así / Volaba Gagarin, jugaba el Espartaco / Partían trenes a las tierras vírgenes / Puta, qué país nos patinamos". Y lo ilustran con metraje de época.

Y la pregunta del millón es, ¿lo hacen de forma irónica? Porque para decidir qué pensamos de algo debemos antes saber si fue hecho de forma irónica. ¿No es así? Bueno, sí es ironía, con esa pronunciación arcaica y coro folclórico. Pero no de esa forma.

Entre nosotros, en el mundo occidental (definido como los que aprendimos a construir discursos mirando sitcoms norteamericanas y leyendo comentarios en youtube), la ironía es un arma. Se aplica para poner al atacante por encima de la víctima y así destruir un blanco. Y eso no es tanto por el contenido o el argumento, sino por la forma. Su aplicación es equivalente a dejar por sentado "no importa tu posición, yo estoy en otro nivel, y nunca vas a llegar ahí". Y esa universalidad, ese poder de arma de destrucción masiva hace que sea muy usada. Hasta niveles absurdos: ¿qué hacer cuando no estamos seguros de lo que decimos, cómo protegemos nuestro vulnerable yo opinador? Obviamente, separarnos de nosotros mismos entrecomillando ("real" o figurativamente) lo que decimos, poniéndonos por encima de nosotros mismos. En este caso, lo que intentamos transmitir es "Si, ya me imagino tus objeciones, pero ya las tengo incorporadas en mi razonamiento... en otro nivel. No vas a entender".

Pero no tiene por que así, no tiene que ser necesariamente un monólogo camuflado de diálogo. La ironía puede ser de igual a igual, horizontal. Se puede aplicar sabiendo que va a salpicar mierda para todos lados. Capaz que no a todos les va tocar lo mismo, pero a todos les va a tocar algo. Usada así puede servir para transmitir perplejidad, o cansancio, o furia justiciera, o derrota. El uso occidental de la ironía es como bombardear con napalm desde un jet un asentamiento de cavernícolas, este otro es como soltar gas mostaza sobre un campo de batalla cuando ni el enemigo ni los tuyos tienen máscaras anti gas. Considere este extracto de una entrevista a los integrantes:
Borisich - En otro país la Patria se reduce a la habitación donde viven los amigos, pero en Rusia se expande hasta Ucrania y Belorusia, porque acá hasta mis enemigos me son más cercanos que los extranjeros.
(por supuesto está considerando a ucranianos y belorusos como compatriotas potencialmente enemigos, no extranjeros).

En fin.

De paso, RABFAK busca un violinista. Dicen que también les sirve una violinista, pero tiene que beber y jugar poker.

8 comentarios:

Gabriel Garcia Sagario dijo...

"antes de la perestroika estas cosas no pasaban".
qué maravilla!.

El Maik dijo...

Bueno, al fin escibis un post largo!

Che, sabés que el nacionalismo o el "patrioterismo", me parece sin embargo indefendible, y para el caso de cualquier país.
Aunque sea en un plan tan singular como este. Porque al final, por más que resaltes esa ironía eslava tal vez, de todos modos hay un tinte nostálgico en el video. (O yo creo verlo) Y nostalgia de la patria, que no sea justamente esa "habitación donde viven los amigos", no sirve para nada.
Salvo alguna atrocidad.


Que se yo... de última son simpáticos: si no toco el violin, pero juego (mal) al póker y bebo como un cosaco, ¿me aceptaran?

xopxe dijo...

No es cuestión de defenderlo o no al nacionalismo, es un hecho de la realidad. Y responde a causas objetivas.
La perspectiva de ellos es completamente distinta a la nuestra. Nuestra nacionalidad está como disuelta y cubre varios países y grupos ampliamente repartidos geográficamente, sobre un lapso de tiempo relativamente corto, y es mas bien accidental. El sentido ruso de nacionalidad nace con la unión de principados eslavos para combatir las invasiones tártaras. Viven en un país enorme, con una cultura propia de raíces muy profundas, con un idioma propio y hasta alfabeto propio. El límite entre lo ruso y lo no ruso es muy visible, y la nación rusa se acaba en cuanto se cruza esa frontera. Por eso mientras un uruguayo pobre probablemente se siente mas cómodo con un brasilero pobre que con un terrateniente uruguayo, dos rusos enemistados se saben mas cercanos que, ponele, con un polaco. No hay ninguna aldea de los antepasados en Italia o Cataluña, todo lo que existe nació donde está. Y no ayuda que los momentos críticos de su historia hayan consistido en invasiones y guerras con ese "afuera": los tártaros, los suecos, Napoleón, 2GM...
Y a pesar que si es fuente de atrocidades (en Rusia es particularmente adepta a eso, en especial por su realimentacion con una religión nacional, brrrr), yo reivindico el concepto de nacionalidad. Como el Internacionalismo: la solidaridad y amistad entre los pueblos es imprescindible, pero partiendo de la base de que las naciones existen y no todo es lo mismo. Lo opuesto es la homogeneización, y esa es una perspectiva terrible. Además reivindico el derecho de juzgar esas diferencias: los japoneses están locos.

El Maik dijo...

Mmmm, no me vas a decir que queda nomás en que es un hecho de la realidad. Igual se puede estar a favor o en contra.
Y no es homogeneizar atacar el nacionalismo. Porque en todo caso, el nacionalismo en si mismo homogeiniza "hacia dentro".
Por ejemplo, dentro un Estado distintas lenguas quedan unidas en una generalización que es la "oficial". Así, en Italia una variedad de dialectos quedan tapados por "El Italiano". O en España, lo mismo con el catalan o el vasco por "El Español"
(Y en Rusia supongo que habrá más de una lengua propia de una región que le suceda así).
Entonces las distintas nacionalidades, borran las diferencias que existían en algún momento e instauran una homogeneidad y una unión, artificiales.

Y el caso del alfabeto es en verdad ilustrativo. Tengo entendido justamente, que no siempre fue el mismo, y que el empleo masivo del cirilico es obra de una intención rusificante de Stalin en los años treinta, al hacerlo de uso obligatorio.

Si, los japoneses están locos. Pero el problema es cuando todo esto se usa como bandera.

xopxe dijo...

Ah, pero mirá que *si* es la superposición de varias identidades. Desde los paneslavistas para los un que un griego es un ruso, hasta para un moscovita moderno para el que cualquier cosa más allá del "anillo" es un aborigen primitivo. Y todos ellos están convencidos que tienen algo en común que los separa del resto. Y lo tienen, aunque no suelen estar de acuerdo en qué es, y aun menos coinciden con la percepción desde afuera. Y mientras no intenten racionalizarlo, está todo bien. Si intentan armar una bandera, como vos decís, rara vez sale algo bueno (aunque a veces si, como Tolstoi, o el Puñado Poderoso).

En cuanto al alfabeto, lo que dejaron atrás fue el cirílico eclesiástico. Fue una decisión razonable, si queres que la gente normal pueda leer y escribir. Un lector moderno apenas si puede descifrar palabras sueltas del ruso prerevolucionario, algo así como un alemán moderno con la escritura gótica medieval.

El Maik dijo...

Pero fijáte que estoy anti-nacionalista. Es por un librito que estoy leyendo un tipo, Benedict Andersen, (http://en.wikipedia.org/wiki/Benedict_Anderson), sobre el tema.

Está bueno, y si te llega a interesar en la Red hay de donde descargarlo, o me avisas y te mando el pdf.

Saludos

xopxe dijo...

La postura del tal Anderson suena interesante... Pero a mi me gustan los mitos!

En fin, así no voy a reducir la lista de pendientes.

El Maik dijo...

Jaja.
No importa, usted sumeló. Después va leyendo, o hace como yo, y descarga a lo loco hasta que se olvida de que es lo que tiene en el disco.

Abrazo